Funambulista de opuestos (microrrelato escrito por Lidia Sanjuán, alumna del Laboratorio de Verano)

La vida es aquello que juega a hacer equilibrios entre dos extremos, debatiéndose a cuál de las dos opciones acercarse, y así estoy yo en este momento, avanzando en son de la vida y dejando atrás la muerte.

Mientras mis brazos juegan en secreto con la nada, concentrados en una danza de movimientos sutiles, puedo sentir un tenue aire acariciando mi cara y la cuerda bajo mis pies. Un paso, otro paso. Me obligo a caminar con seguridad por aquella cuerda, no hay nada que pueda detenerme; el lastre más grande que arrastro todos los días está arrinconado en la oscuridad de mi conciencia, temblando, regalándome con cada una de sus sacudidas una sensación de libertad.

Cierro los ojos e inspiro hondo, dejando entrar el frío del exterior en mi cuerpo, y es entonces cuando decido parar un minuto, mantener el equilibrio mientras noto como las fuerzas opuestas tiran de mí, sentirme alguien en la fragilidad de aquella nada. Pues el placer que obtengo es al intentar huir de mi muerte diaria, en búsqueda de aquello que me logre dar la vida.


“Funambulista de opuestos”, microrrelato escrito por Lidia Sanjuán, alumna del Laboratorio de Verano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s